Tiñe tu cabello del color que deseas con ayuda de tintes naturales libres de químicos

Belleza 8849 Visitas

Los tintes hechos con ingredientes caseros serán la alegría de tus cabellos; finalmente estarán libres de tintes químicos que en la mayoría de los casos daña y perjudica la salud del pelo. Por lo que en este artículo te enseñaremos como lograrlo naturalmente y sin tener que recurrir a esos peligrosos químicos. Por lo tanto, gastar una fortuna para cambiar tu look y perder tiempo en un centro de belleza es cosa del pasado.

Con estos métodos naturales podrás teñir tu cabello fácilmente, sin afectar su salud, y en tu propia casa. Los ingredientes que necesitarás irán de acuerdo al color de cabello que desees tener, así que presta mucho atención para que puedas preparar tu propio tinte de cabello casero.

Basta con aplicarlo de la forma correcta para que puedas teñir cabello con un color totalmente diferente. Cabe resaltar que aunque con el paso de los años las industrias han ido haciendo sus productos menos dañinos, todavía no lo consiguen. Las mismas siguen usando productos químicos nocivos para la salud del cabello ya que con el tiempo pueden provocar resequedad en el pelo, reacciones alérgicas, perdida de la fortaleza y el brillo. Aunque parecen inofensivos los primeros días, pero con el paso del tiempo vemos sus consecuencias.

Sin embargo, este no tiene por qué ser nuestro caso ya que como te acabamos de decir, es posible teñir el cabello sin poner en peligro su salud ni su bienestar. Para eso, podemos recurrir a ingredientes naturales igual de efectivos, pero saludables. Aquí debajo te mostraremos lo que tienes que hacer.

4 Tintes de cabello a base de ingredientes caseros

1. Tinte a base de Manzanilla Para tener el pelo rubio oro:

En este caso, debemos hervir ½ litro de agua con 100 gramos de flores de manzanilla. Una vez llegue al punto de ebullición, apagaremos el fuego, la dejaremos enfriar y filtraremos el líquido. Luego, lo aplicaremos uniformemente sobre el pelo por 1 hora. Para concluir, nos enjuagamos con un poco de vinagre.

2. Tinte a base de Cascara de cebolla y corteza de roble Para el pelo castaño claro:

Para ello, pondremos a hervir 1 litro de agua con 1 taza de cascara de cebolla y la corteza de roble. Dejaremos que la sustancia hierva durante 1 hora y la dejaremos enfriar. Después, la filtraremos para quedarnos solamente con la sustancia. La misma la aplicaremos sobre el cabello y la dejaremos actuar por 45 minutos aproximadamente. Finalmente, nos enjuagamos el pelo con vinagre para fijar el color al pelo.

3. Tinte a base de Cascara verde de Nogal Para el pelo castaño:

Para este tinte, será necesario pelar 20 nueces, cortar la cáscara verde y molerla muy bien. Cuando consiga un polvillo fino, échele un poco de agua caliente y mézclelo hasta conseguir una pasta. Luego, aplique dicha sustancia en su cabello con la ayuda de un cepillo de manera uniforme. Deje que actúe por entre 15 y 20 minutos y remuévalo con vinagre para fijar el color.

4. Tinte a base de Remolacha Para el pelo rojo:

Primero debemos tomar la remolacha, picarla en pedazos pequeños y la arrojaremos a hervir en 1 litro de agua. Llegada al punto de ebullición, apagaremos el fuego y dejaremos enfriar la mezcla. A continuación, filtraremos la sustancia y la aplicamos sobre el cabello. Ahora, esperaremos a que haga efecto durante 30 minutos. Para terminar, nos enjuagamos la cabeza con vinagre como fijador de color.

Obviamente, la efectividad de los tintes naturales mostrados anteriormente dependerá del color del cabello que tengas. En caso de tener un pelo claro, posiblemente conseguirás el tono deseado en la primera aplicación. Pero si tu color natural es oscuro, tal vez debas repetir el proceso varias veces antes lograr tu objetivo. Lo que si te aseguramos es que, con estos métodos, no solo teñirás tu cabello, sino que lo mantendrás saludable. Así que no lo dudes más y prueba el tinte que más te agrade.

Compartir

Comentarios