Un vaso con limón y bicarbonato pueden beneficiarle mucho

Salud 1097 Visitas

Es increíble lo que se puede lograr con tan solo usar un vaso con la combinación de estos dos elementos. El limón y el bicarbonato. Esto ha generado una gran polémica, pero también una gran expectativa. Y es que esta mezcla podría ser beneficiosa para tratar el cáncer.

El motivo de todo esto es porque se han identificado las propiedades y beneficios de consumir un vaso con limón y bicarbonato. Y el más importante, es que nos protege ante la incidencia del cáncer.

Debemos tener en cuenta que existen muchos alimentos que son conocidos como “anticancerígenos”. Sin embargo, solo son elementos con grandes propiedades antioxidantes y alcalinizantes.

Y, aunque cuentan con estas propiedades, esto no significa que puedan evitar que suframos de esta enfermedad. Y menos aún el que podamos curarlo y/o erradicar el cáncer. Recuerde que tanto el limón como el bicarbonato nos brindan vitaminas, minerales y enzimas que nos ayudan a prevenir el cáncer en un cierto porcentaje.

El consumo de un vaso de limón con bicarbonato colabora y contribuye a nuestra salud. Sin embargo, una vida sana debe de ir acompañado de esto. Una vez detallado esto.

Conozca las propiedades del consumo de un vaso de jugo de limón con bicarbonato.

1- Un excelente regulador

¿Qué significa que el jugo de limón y bicarbonato sean un gran regulador? Beber agua que sea rica en bicarbonato sódico nos va a permitir regular el nivel de colesterol malo, mejorando así nuestra salud cardiovascular.

La mezcla de limón y bicarbonato tiene la propiedad de alcalinizar el organismo. Esto nos ayuda por ejemplo a combatir la acidez que puede ocurrir cuando los riñones no están funcionando bien. Es pues un remedio excelente para cuidar de los riñones. Facilitan su trabajo y nos ayuda a desintoxicar nuestro organismo y a quemar grasas.

2- Una gran fuente de vitamina C.

Un vaso de esta mezcla es excelente para el día a día. Ya que nos permite depurar el hígado, y nos aporta una buena dosis de vitamina C, potasio y maravillosos antioxidantes. Los cuales, nos ayudarán a cumplir nuestra jornada de deberes.

3- Digestivo

Todos reconocemos las múltiples virtudes del limón para nuestro sistema digestivo. Pero, si le añadimos una pequeña porción de bicarbonato de sodio, conseguiremos una mezcla maravillosa para que nuestro sistema digestivo funcione mucho mejor. Se trata de un buen anti-ácido, que, además, combate las flatulencias.

Otras propiedades que debemos tener en cuenta es que nos ayuda a combatir el reflujo gastro-esofágico debido al ácido clorhídrico que sube por el esófago desde el estómago. Gracias precisamente al bicarbonato sódico, se produce un alivio muy rápido y efectivo.

Cómo utilizar este remedio

Tome un vaso de agua mineral a temperatura ambiente y añada una cucharadita de bicarbonato de sódico y exprima medio limón. Mueva bien hasta obtener un líquido homogéneo. Es recomendable tomarlo por las mañanas y en ayunas.

Nunca se debe de tomar con el estómago lleno, ya que puede ser contraproducente. Esta mezcla se debe de tomar durante dos semanas. Luego haga una pausa por dos semanas más. Y se continua con este ritmo.

Para quienes está contraindicado este remedio:

Este remedio no lo debe utilizar las personas que padecen de gastritis.
Las personas hipertensas
Cardiópatas (Por los altos niveles de sodio)

Hasta el momento no se cuenta con estudios que demuestren el verdadero aporte de este remedio contra el cáncer, de manera directa, pero si indirectamente. Sin embargo, lo que hay que tomar en cuenta, son los múltiples beneficios que el limón y el bicarbonato le aportan a nuestra salud.

Compartir

Comentarios