Como detener el sudor en las axilas de forma rápida y natural

Belleza 646 Visitas

Con la llegada del buen tiempo y el calor, la sudoración suele aumentar, provocando en muchas personas un verdadero quebradero de cabeza que les impide hacer una vida normal, ya que tienen que controlar constantemente su transpiración para evitar que las manos o los pies les suden en exceso o que se queden marcas de sudor en la ropa.

Como bien sabemos el sudor es un líquido transparente que es producido por glándulas en el cuerpo que se encuentran en la parte superficial de la piel, expulsan agua, sales y toxinas que están dentro del organismo. Es un proceso natural que de alguna manera, dependiendo del estado de salud de la persona y del nivel de higiene produce mal olor. Para eso se usan desodorantes o antitranspirantes que previenen tanto la sudoración como el olor.

Sin embargo, el uso de estos pueden afectar la superficie de la piel o incluso no ser suficiente para controlar la sudoración. Además, se sabe también que el sudor regula la temperatura del cuerpo. Cuando el sudor se evapora en la piel se le conoce como transpiración, que esto es lo que libera el exceso de calor del cuerpo y lo mantiene a la temperatura adecuada para su funcionamiento.

Hay un método para tratar de eliminar la sudoración de las axilas, mismo que no necesita intervención médica. Pero eso si, hay que estar en comunicación con el médico en caso de que exista un padecimiento de mayor cuidado en tu piel. Además hay que resaltar que el exceso de sudoración no representa una enfermedad en si.

Recomendaciones:

  1. Haz una preparación en partes iguales de bicarbonato de sodio y agua. Con esta pasta podrás aplicarla a tus axilas y dejar reposar por media hora. Retira con agua.
  2. Usa un algodón para esparcir vinagre de manzana en las axilas. Espera a que se seque solo. Obtendrás una sensación de mayor sequedad y sudarás menos.
  3. Con la pulpa de un tomate y un poco de jugo de limón harás una mezcla que deberás colocar en las axilas y dejar actuar por 15 minutos. Retira con agua. Esto prevendrá el exceso de sudoración.
  4. Mezcla 1/4 de taza de bicarbonato de sodio, con 1/4 de taza de maicena y 8 cucharadas de aceite de coco y unas cuantas gotas de aroma de tu elección. Si aplicas esto en tus axilas después de dejar refrigerado toda la noche, podrás obtener un excelente antitranspirante
Compartir

Comentarios